Autor

IMG_3427Oscar Ryan nació en Barcelona a mediados de los años 60 en el seno de una famila con grandes inquietudes artísticas. Como muchos adolescentes de aquella generación, creció fascinado por escritores de novela negra y de ciencia ficción, como James Ellroy o su idolatrado Isaac Asimov. Después de cursar los estudios de criminología en la facultad de derecho de Barcelona, emprendió su carrera laboral en otros ámbitos ajenos a la literatura de ficción, pese a no perder nunca el deseo de escribir en ese campo. Con la llegada de la madurez retoma sus inquietudes, y nos muestra públicamente sus mundos imaginarios llenos de intriga y misterio con todo el estilo y la fuerza de los autores clásicos del siglo XX.

targeta

Declaración de principios: Cuando un escritor, o aficionado a escribir, pretende iniciar un relato, en primer lugar encuentra una temática, la expone en el inicio y la desarrolla al mismo tiempo que da vida y personalidad a unos personajes. Finalmente resuelve en un final, donde se pretende dar sentido al escrito generalmente con una moraleja, o reflexión que de que pensar al lector.
Se trata de narraciones que no tienen por qué ser reales. En prácticamente todas las ocasiones, todo es fruto de una fantasía, un juego, y como tal debería considerarse.
Reivindico en esta reflexión el derecho a la presunción de fantasía.
Imaginemos que un lector lee nuestro relato, puede ser que el mundo que encuentra le incomode, que le ofenda, del mismo modo algo que diga un personaje, su manera de ser, o su comportamiento. Y lo que aun puede ser peor, y es que nuestro final le parezca del todo esperpéntico y que ataque a sus valores morales.
¿Qué debe hacer el lector ante esta situación?
Creo que debería ser consciente que al escritor, posiblemente también le molesten algunas de esas mismas cosas, sin embargo las ha tratado en su escrito, porque es narrativa. Si amigo, aunque usted no lo crea el escritor no tiene por qué compartir los puntos de vista de algún personaje, o incluso de ninguno.
Estamos hablando de un mundo de fantasía, no es real, y no debe ser tomado como tal.
Alguna vez algún lector me ha increpado por tocar alguna temática, y mi respuesta ha sido siempre, que todo es mentira, que es un relato imaginario, que se relaje, y olvide sus prejuicios, no se trata de tutoriales de la vida, sino de pasajes fantásticos en un mundo imaginado en la mente del escritor, con la intención de que también viva en la del lector.
Deseo fuertemente que disfruten de las lecturas de este blog.
IMG_1056

 

Anuncios